La boda de Leticia

Tal vez el máximo de confianza que una persona puede depositar en ti sea la creación de su vestido de novia.

Leticia era elegancia y feminidad en estado puro. Su vestido está confeccionado en crepé rizado blanco. La espalda destaca por una capa recogida en frunces en la cintura y lleva una pequeña cola. En la cintura lleva un aplique en blanco y gris con silueta asimétrica. Para los complementos, Leticia no quiso llevar velo y finalmente se decantó por un tocado. Sus zapatos fueron realizados a medida en azul y plata. 

Su marido, Luis, es mexicano y la boda se celebró en un palacete de la Castellana en la que hubo muchas pinceladas mexicanas.

Pero, como una imagen vale más que mil palabras, os dejo algunas fotografías de su precioso gran día. ¡Enhorabuena Leticia!